¿Y tú quién eres?

He conocido a muchas personas en mi vida, y a todas las puedo catalogar en dos categorías:
Las que tuvieron éxito y las que nunca han fracasado.
¿A cuál perteneces tú?
-Emilio-

El tiempo ni se compra ni se vende.
El tiempo se disfruta y se comparte.
¡El tiempo es único!
-Emilio-

"El comportamiento es un espejo en el que cada uno muestra su imagen" - Johann W. Goethe-

Sígueme

domingo, 13 de noviembre de 2016

Stop al Acoso Escolar. Cómo acabar con el Bullying

SEMINARIO SOLIDARIO

El “Acoso Escolar” o Bullying ha generado gran alarma social en los últimos tiempos, sobre todo, a raíz de los diferentes casos traumáticos que se van conociendo en las noticias (suicidio de Diego de 11 años, Alan de 17 años o Arancha de 16 años, etc.). 

Este es un problema que está generando gran preocupación social por sus implicaciones familiares, sociales y personales.
Uno de cada cuatro alumnos podría estar sufriendo “Acoso Escolar”, y es preocupante que sólo nos impacte socialmente, personalmente o familiarmente cuando conocemos con más detalle algún nombre y circunstancias de estas noticias.


¿Acaso no sería conveniente conocer el origen, las causas y las posibles soluciones?
Asiste a este “Seminario Solidario” donde hablaremos de Bullying.





La niña a quien llamas GORDA, pasa días sin comer para bajar de peso. Al niño que le dices BRUTO, quizás tiene problemas de aprendizaje. La niña a la que acabas de llamar FEA, pasa horas arreglándose para que personas como tú la acepten. Del niño que te BURLAS en el colegio, quizás recibe abuso en su hogar como para que tú sigas destruyendo su autoestima.
Si estás contra el ACOSO PSICOLÓGICO, pásalo!!!!

2ª Parte. Charla orientada a padres y profesores para ayudar a prevenir y combatir el Acoso y la Violencia escolar (Bullying)



sábado, 21 de mayo de 2016

Cómo acabar con el bullying


¿CÓMO PODEMOS PARAR EL BULLYING? 


Todo empieza por tu entorno más cercano...
Da ejemplo a tus hijos y/o alumnos. Fórmate en Inteligencia Emocional y transmite valores y habilidades personales y sociales como la autoestima, el autoconocimiento, el autocontrol, la asertividad, el diálogo, comunicación, etc., pero sobre todo la empatía.


Tus hijos no se parecen a mí, se parecen a ti. Y por tanto debes ser consciente que tus hijos se comportan como tú (quiero decir, tal y como viven en su hogar). A veces no somos conscientes de lo que transmitimos a nuestros hijos, por ejemplo con tan sólo comentarios jocosos, superficiales, despectivos o “ridiculizantes” sobre otras personas. 


Podemos decirles a nuestros hijos que respeten a sus amigos, ahora bien, si luego te ven criticar a la vecina, reírte de lo obesa o no que está, de cómo viste, etc., etiquetar con adjetivos despectivos a los inmigrantes, insultar agresivamente e intolerantemente en la conducción, etc., ¿Crees que tus hijos seguirán tu ejemplo o tendrán en cuenta el mensaje que les has lanzado sobre respetar a los demás?





Forma de hacer bullying:


Físico: Agresiones y la utilización de la violencia para humillar a otros.


Verbal: Insultos y palabras que se utilizan para hacer sentir mal a otras personas por su apariencia física, por su religión, nacionalidad, etc.


Ciberbullying: Agresiones y amenazas a través de redes sociales, mensajes electrónicos, e-mails, etc. 


Aislamiento social: Se trata de excluir a una persona de un grupo e imponer que no se relacionen el resto del grupo con él.  Se aísla a un niño en el comedor, en el patio, etc.


Virtual: Uno de los más extendidos entre los adultos. Criticar, burlarse o tratar de dañar la imagen de alguien a través de comentarios que se realizan a otros. La calumnia, el rumor, la difamación, etc., son ejemplos de este tipo de comportamientos.


Por tanto el primer paso para que tu hijo no cometa bullying es dar ejemplo y respetar a los demás.


Además estoy convencido que el final del bullying viene o vendrá cuando seamos capaces de imponer en la sociedad un cambio cultural con estas tres medidas:


1.- Lo dicho anteriormente, educar a nuestros hijos y/o alumnos con el ejemplo. Los comentarios jocosos y las palabras despectivas sobre los demás NO "se los lleva el viento”, las palabras “matan”.


2.- Cuando se esté produciendo un caso de bullying hacia un niño, si tan sólo hay dos niños que sean capaces de reprobar y denunciar esta actitud, el acosador no se sentirá tan impune por el miedo que suele transmitir a los “espectadores” del suceso. Educar a nuestros hijos para que no sean cómplices con su silencio y pasividad. 


3.- Seguir con las medidas actuales coercitivas y paleativas que se aplican a posteriori al acoso, además de adoptar en los centros educativos medidas preventivas a través de proyectos de formación y desarrollo en habilidades personales y sociales como la empatía y el respeto.



Otro artículo relacionado:




¡Desaprende!